top of page

Diseño de arquitecturas AWS cloud y el enfoque en entregar un buen servicio

Autor: Marcela Figueroa


Construir arquitecturas seguras, resilientes, escalables y costo-efectivas es una de las tareas más importantes que se deben cumplir para poder otorgar un servicio de excelencia a los usuarios que consumen los servicios que tiene desplegados dentro de la nube. Lograr que la arquitectura cloud sea altamente disponible, otorgue un buen rendimiento sin incurrir en costos innecesarios por recursos sobredimensionados y que se encuentre protegida a nivel de seguridad se convierte en una tarea de menor complejidad gracias a los lineamientos que nos entrega el Well-Architected Framework. Este framework puede aplicarse al momento de diseñar una arquitectura o ejecutarse sobre arquitecturas ya existentes y con él se puede evaluar desde arquitecturas simples que cuenten sólo con un servidor web y una base de datos, hasta arquitecturas de tipo serverless, machine learning o de analítica de datos. En esta publicación se explicará por qué diseñar una arquitectura en base al Well-Architected Framework es importante y los beneficios que otorga su utilización.



¿Qué es Well-Architected Framework?


El Well-Architected Framework o marco de buena arquitectura por su nombre en español, ayuda a diseñar infraestructuras fiables, seguras, de alto rendimiento y que se encuentren optimizadas a nivel de costos. Para ellos AWS define seis pilares que se deben considerar al momento de desplegar servicios en la nube, los cuales son: excelencia operacional, seguridad, fiabilidad, eficiencia en el rendimiento, optimización de costos y sostenibilidad.



Pilares del Well-Architected Framework

Para ayudar en la revisión de arquitecturas cloud, Amazon Web Services proporciona el Well-Architected Tool. Mediante esta herramienta puedes realizar un cuestionario que ayuda a evaluar el estado de las aplicaciones y cargas de trabajo que se encuentran en ejecución dentro de la nube de AWS y permite conocer las estrategias recomendadas y las mejores prácticas de diseño para que luego puedas abordarlas y aplicarlas a tu arquitectura.



¿Por qué el Well-Architected Framework es importante?


El Well-Architected Framework define conceptos clave, principios de diseño y las prácticas recomendadas que se deben tener en consideración al momento de diseñar y ejecutar arquitecturas dentro de la nube. Este framework indicará qué necesitas configurar en tu plataforma para que esta sea segura, fiable y costo-efectiva, ya sea mediante ciertas configuraciones o el uso de servicios complementarios. Cada uno de los distintos pilares del Framework indica los principios de diseño asociados a su dominio; sin embargo, puedes decidir aplicar o no todas las recomendaciones entregadas a tu arquitectura, ya que esto puede variar en función de las necesidades del negocio. Debes considerar además que el uso de estos pilares permitirá crear sistemas que operen de forma eficiente y estable, aprovechando al mismo tiempo todas las capacidades que brinda el uso de la nube. Sin embargo, debes tener presente que descuidar uno de los pilares puede generar un gran desafío, ya que es probable que no puedas cumplir con los requisitos funcionales y con las expectativas de los usuarios. A continuación, revisaremos algunas de las consideraciones que es necesario tener en cuenta al momento de diseñar una arquitectura. Lo primero que se debe considerar al desplegar infraestructura dentro de la nube es la seguridad, proteger la información y los sistemas, permitiendo acceso solo a los usuarios autorizados y evitar dejar brechas que puedan permitir a personas no deseadas acceder a tus recursos. Debes crear arquitecturas fiables y escalables. Para ello es necesario que te centres en la resiliencia, es decir, la carga de trabajo tiene que ser capaz de recuperarse ante fallas en la infraestructura o en los servicios. Además, la nube otorga flexibilidad, podemos adquirir recursos de forma dinámica en base a la cantidad de tráfico, a fin de atender a los clientes. Esto a la vez colabora en la optimización de costos y en la sostenibilidad de tu plataforma, ya que solo utilizamos la cantidad necesaria de recursos. Otra recomendación a considerar dentro del pilar de fiabilidad, es utilizar infraestructura como código y realizar despliegues automatizados, lo que te permitirá disponibilizar rápidamente tus recursos en otra ubicación, ya sea para realizar pruebas o en caso de que se presente una falla mayor. Para este último punto debes contar con un Plan de Recuperación de Desastres (DRP). Asociado al rendimiento de la plataforma, debes siempre conocer cómo están operando tus recursos. Para ello, se requiere el uso de servicios de monitoreo y la definición de métricas, esto con el fin de generar alarmas cuando se sobrepasen los umbrales de funcionamiento, lo que te permitirá anticiparte a los errores y así evitar que los problemas afecten a los usuarios.

¡Ponte en contacto con nosotros y revisemos tu arquitectura!

2 visualizaciones
bottom of page