top of page

¿Quiere migrar a la nube? Estos son los componentes que debe tener en cuenta (Parte 1)

Autor: Andrés Luna

Cada vez son más las compañías que utilizan la nube como un componente fundamental de la innovación corporativa. De acuerdo con Flexera State Of Cloud Report 2022, una de las encuestas en el uso de nube pública de mayor importancia en el mercado, el gasto en la nube pública es consistentemente más significativo año contra año. En el último reporte, hasta un 37% de las empresas informan gastos anuales de más de 12 millones de dólares y hasta 1,2 millones de dólares al año en el 80% de empresas encuestadas. De la misma manera, más del 50% de las empresas tienen por lo menos una carga de trabajo (workload) en la nube pública, indicando el creciente uso del modelo de arriendo de tecnología (cloud) durante los últimos años.

Fuente: Flexera State Of Cloud Report 2022


No obstante, en general, son pocas las empresas que abordan el proceso de una migración a la nube como un desafío corporativo integral (personas, culturas, tecnología) y no solamente como un mero proyecto tecnológico adicional. En nuestra experiencia, abordar este proceso de forma no integral representa un enorme riesgo y limita la capacidad de transformación que tiene este tipo de procesos. Sin lugar a duda que hacer uso de un enfoque integral (aquel que es una sinergia de estrategia, personas, negocio y tecnología) al momento de realizar una migración, representa un componente fundamental para el éxito a largo plazo de este tipo de iniciativas. En Arkho tenemos un enfoque integral para este proceso, que considera un conjunto de actividades y estrategias (organizados en tres grupos principales) que tienen como objetivo diseñar, ejecutar y explotar una visión integral de la nube independiente de la industria. Si bien cada caso es diferente, el patrón sirve como referencia para determinar si los componentes clave están disponibles. Este post es parte de una serie de tres artículos donde se presenta un marco integrado para migración a la nube, incorporando tres grupos de actividades principales: antes, durante y posterior a la migración.


Primero lo primero, ¿Por qué hace sentido migrar al cloud?


La computación de pago por uso (la nube), representa una innovación profunda en la comprensión del uso de la tecnología (OPEX vs. CAPEX) y la capacidad de experimentación e innovación (velocidad y adaptabilidad) en todas las industrias. En general, existen distintas características que resumen los principales motivos por los que una empresa o industria específica se plantea la necesidad de utilización de la nube:


Mayor agilidad y productividad. La posibilidad de creación de arquitecturas de negocio y componentes tecnológicos bajo el modelo de explotación como servicio (Platform as a service – PAAS y Functions as a service – FAAS) de la nube, permite a los equipos enfocarse en lo esencial, eliminar barreras de operación y agilizar la liberación de productos (Time To Market – TTM). Fin de vida útil de software o hardware. Eventos como la necesidad de renovación de hardware o licencias suelen ser iniciadores de exploración de la nube. Seguridad y resilencia operativa. La necesidad de creación de contextos de TI gobernados, seguros y con mayor resilencia operativa a fallas de sistemas críticos. Reducción de costos. Contar con capacidades de optimización de costos al usar infraestructuras de pago por uso, permitiendo la evolución de la infraestructura en sincronía con el crecimiento del negocio. Consolidación de centros de datos. El uso de una sola estrategia en nube es especialmente relevante en contextos corporativos donde la consolidación de infraestructura TI y reutilización de componentes comunes son relevantes. Globalización. Nuevos negocios con mercados y alcance global facilitan la utilización de la nube en contextos de alta innovación y digitalización (por ejemplo, startups). Modernización y transformación. Necesidades de modernización y transformación en canales, clientes o la cadena de valor. Prácticamente todas las industrias ya reconocen la necesidad de innovación constante en las experiencias de su ecosistema industrial.

Sea cual sea el motivo por el cuál una empresa decide migrar al cloud (o incluso realizar los primeros experimentos en nube), se debe en cuenta la importancia que tiene usar un enfoque integral, que facilite el éxito a largo plazo. Abordar el proceso el proceso de migración o experimentación en la nube, como un proyecto tecnológico más, acaba por limitar el impacto de estas iniciativas.


Aún existen múltiples desafíos para la explotación de la nube


Si bien las empresas están creciendo en la experiencia en la nube los obstáculos persisten. En el Flexera State Of Cloud Report 2022 los tres principales desafíos de los equipos siguen siendo la seguridad, la falta de recursos con experiencia y la gestión del gasto (presupuesto) en la nube. Parte de este proceso se fundamenta en los primeros pasos (especialmente la migración) de la experiencia de los equipos en la nube.


Fuente: Flexera State Of Cloud Report 2022



De la misma forma, esta misma estadística representa la relevancia que tiene abordar las iniciativas cloud desde un enfoque integral que involucre no solo los aspectos tecnológicos, sino también los de gobierno, preparación de los equipos, seguridad y operación, entre otros.


Hacia un enfoque integral de migración

El marco integral de migración usado en Arkho está compuesto por tres grupos principales de estrategias que agrupan distintas actividades:


  1. Antes de la migración. Actividades que suelen realizarse previamente a la migración e involucran la preparación base de distintos aspectos clave.

  2. Durante la migración. Actividades que se realizan durante el proceso iterativo de migración y que tienen como foco el aprendizaje y crecimiento continuo.

  3. Después de la migración. Actividades posteriores de la operación en la nube.



Actividades antes de la migración

Como su nombre lo implica, este grupo de actividades involucra todas las tareas y definiciones que se suelen realizar antes de realizar una migración a la nube. Las actividades de mayor relevancia en este grupo son las siguientes:


  • Promover la existencia de un modelo de gobierno desde el día inicial. Un modelo de gobierno en la nube representa el grupo de funciones en el justo balance de agilidad y seguridad en el uso de recursos tecnológicos en la nube.



  • Un modelo de gobierno inicial (simplificado) aborda temáticas como roles y responsabilidades de actores internos y externos en relación con la nube, y el conjunto de estrategias requeridas de seguridad y cumplimiento (especialmente en sectores de mayor regulación). Por último, pero no menos importante, crear una estrategia de zona de aterrizaje (landing zone), consistente con las necesidades organizacionales y las mejores prácticas es fundamental para el crecimiento posterior.


  • Preparar al equipo desde un inicio. En simples palabras, mientras más personas en los equipos estén preparadas en las nuevas tecnologías y explotación, más simple será el proceso. Es importante abordar enfoques que permitan profundizar en aspectos como arquitecturas en la nube, operación de sistemas en la nube y seguridad en la nube principalmente. Un enfoque por rutas (paths) de preparación, integrando tanto equipos internos como externo (partners), tiene un enorme beneficio.


  • Evaluar la preparación para la migración. Existen herramientas que permiten evaluar el grado de preparación para una migración. Si bien, son una referencia empírica del estado real organizacional, si permiten visualizar los distintos desafíos empresariales que deben ser abordados en el proceso. Por ejemplo, en Amazon Web Services, el Cloud Adoption Readiness Tool permite, en casos más simples, (típicamente involucrando algunos workloads) realizar un análisis en seis aspectos incluyendo ópticas de negocio, personas, procesos, plataformas, operación de sistemas y seguridad. En casos más complejos el Migration Readiness Assessment, además de permitir un análisis de aspectos similar al anterior, facilitan el cálculo de costo total de propiedad (Total Cost of Ownership – TCO), permitiendo la creación de casos de negocio más sólidos en el proceso.


  • Destinar el tiempo para definir las operaciones en la nube. Uno de los aspectos que mayor implicancia tienen en el éxito y evaluación del beneficio, es el diseño de nuevas operaciones en la nube. Un paso inicial es la identificación de cuáles procesos y formas de operación deben ser modificados y con que prioridad, para realizar el máximo aprovechamiento de la nueva estrategia. La identificación de potenciales áreas de automatización, administración simplificada, monitoreo, administración del presupuesto en la nube y el diseño de la seguridad (además teniendo en cuenta el modelo de responsabilidad compartida Cliente/Cloud), son algunos ejemplos de cómo la operación de la nube requiere un diseño y tiene nuevos desafíos.


Preparándose para la siguiente etapa


Una vez que las actividades previas a la migración han sido completadas, los equipos se vuelcan a la migración iterativa de recursos a la nube haciendo uso de las múltiples tecnologías disponibles. En la parte 2, abordaremos justamente esta parte del proceso.


¿Está evaluando un proceso de migración actualmente?, Le invitamos a ponerse en contacto con nosotros para escuchar los desafíos actuales y trabajar en conjunto en la consecución de los objetivos.

7 visualizaciones

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page